Saltar al contenido
De Aguacates

Aguacates para bebé – ¿sí o no?

Spread the love

Además de ser deliciosos e imprescindibles en muchas cocinas hoy en día, los aguacates son una fruta muy nutritiva. Son ricas en vitamina C, vitamina E, vitamina B, vitamina K, magnesio, potasio, cobre, hierro y fibra, todo mientras están llenas de grasas insaturadas (el tipo de grasas que favorecen el corazón).

El valor nutricional del aguacate lo convierte en un buen complemento para tratar la inflamación, estimular el metabolismo e incluso un poderoso antioxidante. Con todos los beneficios que nos puede brindar el aguacate, no podemos evitar preguntarnos: ¿nuestros pequeños también pueden disfrutarlo con nosotros? ¿El aguacate es bueno para un bebé?

¿Son los aguacates seguros para los bebés?

Los aguacates son, de hecho, muy seguros para los bebés. Su textura cremosa y blanda ofrece muy poco peligro de asfixia. El aguacate también puede ser un buen alimento de transición de la fórmula para bebés a los alimentos sólidos.

¿Cuáles son los beneficios y los inconvenientes?

El beneficio de alimentar a un bebé con aguacate es su valor nutricional antes mencionado; desde vitaminas hasta grasas y minerales: los aguacates contienen todos los nutrientes que los humanos necesitan para sobrevivir (y, por lo tanto, también crecer y desarrollarse). Los componentes pro-metabólicos del aguacate, junto con sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, ayudan a estimular el sistema inmunológico de los bebés. Las grasas insaturadas hacen del aguacate una de las opciones de consumo de grasas más saludables para los bebés en crecimiento.

Contrariamente a la creencia popular, los bebés necesitan grasa para desarrollarse adecuadamente; incluso la leche materna humana contiene grasa, junto con la fórmula para bebés, también, donde, en la mayoría de los casos, un tercio radiante de la fórmula consiste en grasas. El objetivo no es omitir la grasa de la dieta de un bebé; es introducir la opción más segura que garantizará un desarrollo adecuado sin riesgo de obesidad.

A medida que su bebé comienza a agregar más variabilidad a su dieta, el aguacate se vuelve cada vez más plausible como una opción de alimento saludable que le proporcionará a su pequeño todo lo que necesita para continuar prosperando.

Las desventajas del aguacate se quedan cortas en comparación con los beneficios. El inconveniente más destacado de introducir el aguacate en la dieta de su bebé es la caloría. Aunque el aguacate ayuda a perder peso y a reparar los músculos cuando se administra en cantidades más pequeñas, una dosis diaria de más de cien gramos podría comenzar a acumularse y mostrarse lentamente. Esta es la razón por la que algunas personas prefieren que su bebé no se acostumbre al aguacate como parte de su rutina de alimentación regular, ya que medir constantemente la cantidad puede ser difícil de rastrear.

Sin embargo, servir aguacate en cantidades moderadas al menos de vez en cuando es una medida favorable para el bienestar de su hijo.

¿Cómo servir aguacate a un bebé?

En primer lugar, debe elegir un aguacate decente (siga esta guía si es necesario); cuando esté en la tienda, busque un aguacate que sea de color verde oscuro con una textura irregular.

La fruta debe ser firme, pero no demasiado firme (si se empuja suavemente, la cáscara se doblará ligeramente; demasiado blanda significa rancia, mientras que demasiado dura significa que no se desarrolló ni maduró por completo).

Cuando se abre en rodajas, el aguacate debe tener una textura verde que cambia a amarillo alrededor de la pulpa. Para obtener el mejor valor nutricional, le sugerimos que pruebe y elija aguacate de un revendedor que no use pesticidas.

Ahora, debes pensar en el hecho de que los bebés son muy específicos cuando se trata de probar cosas por primera vez. Si su hijo no conoce el olor, el sabor o la textura, es posible que lo escupe sin siquiera intentar saborearlo correctamente. La singularidad del aguacate tampoco ayuda a la situación.

Es por eso que la mejor manera de introducir el aguacate en la dieta de su bebé es incorporar toques de aguacate en otros platos y luego pasar lentamente a aquellos en los que el aguacate domina en sabor. Dependiendo de la edad de su hijo y de qué tan avanzado esté la dentición, es posible que desee preparar el aguacate de manera diferente. Afortunadamente, el aguacate se puede triturar en un puré, lo que lo hace más apropiado para aquellos en el extremo inferior del espectro.

Aquí hay algunas ideas que puede usar como inspiración cuando comience a preparar platos con aguacate para su bebé:

  • Aguacate y banana

Esta es una buena manera de presentar primero el aguacate, pero también una buena bomba mineral para su bebé activo y feliz. Simplemente machaca medio aguacate con un plátano entero con un tenedor. Puede agregar un poco de leche a la mezcla si necesita un poco de humedad adicional. Si tu hijo tiene más de un año, incluso puedes agregarle un poco de miel, para que sea aún más dulce y con más probabilidades de convertirse en un postre favorable para tu pequeño.

  • Aguacate y manzana

Otro buen combo blando y afrutado: machaca medio aguacate con un tenedor. Para los bebés que saben masticar, la manzana rallada servirá. Para los más jóvenes que vienen frescos de fórmula, puede sustituir la manzana rallada por media taza de puré de manzana sin azúcar (puede agregar una versión casera hirviendo manzanas y poniéndolas en un procesador).

  • Yogur de aguacate

La solución más simple para los bebés que aún dependen de los líquidos: machaque medio aguacate con un tenedor y mezcle en media taza de yogur griego natural. Puede agregar algunas frutas trituradas si quiere ser más, pero no es una necesidad.

  • Aguacate y tofu

Agrega la mitad de puré de aguacate a una licuadora con una cucharadita de aceite de oliva o de aguacate (elígelo con cuidado) y media taza de tofu. Procese para obtener una textura más suave.

  • Aguacate, arroz y verduras

Vuelve a triturar el aguacate con el tenedor, solo que esta vez con verduras al vapor como coliflor o brócoli. Mezcle esto con media taza de arroz cocido. El arroz de esta receta se puede sustituir por pasta más adelante. Es posible que incluso desee agregar aceite de oliva o aceite de aguacate y un poco de leche para que tenga una textura más adecuada para una salsa para pasta.

  • Aguacate, frijoles y carne

El aguacate se puede mezclar con un tercio de taza de frijoles blancos enlatados para hacer un excelente acompañamiento para pavo molido cocido o incluso pechuga de pollo hervida. La mezcla se puede poner en la licuadora con la pechuga de pollo y procesarla para hacer puré de pollo.

  • Tostada de aguacate

Cuando su bebé se acostumbró a morder alimentos más crujientes, como las tostadas, las tostadas de aguacate son, con mucho, una de las opciones más saludables para un desayuno rápido. Puede hacerlo más amigable para los bebés al tostar el pan solo ligeramente y luego cortarlo en cuadrados o tiras. Agregue una o dos cucharaditas de leche al puré de aguacate para agregarle humedad. También puede hacer un dip en lugar de untar para las tiras de pan tostado. Una idea es el guacamole no tradicional, donde los jalapeños se sustituyen con solo un poco de jugo de lima y algunos tomates y albahaca para darle más sabor.

Además de preparar platos, también puede simplemente triturar un aguacate con quizás un poco de leche para hacer un sustituto de la comida para bebés.